El Gobierno de Perú ratificó este martes la decisión de retirar la invitación al presidente Nicolás Maduro, para que asista a la octava Cumbre de las Américas, que se celebrará en Lima la próxima semana, informó el nuevo ministro peruano de Relaciones Exteriores, Néstor Popolizio.

Esta es una firme decisión que no se está revisando“, afirmó el ministro al asumir hoy sus funciones, tras haber jurado este lunes al cargo.

Popolizio agregó que la medida está justificada por “el impedimento insalvable” que constituye la decisión del Gobierno de Maduro “de imposibilitar elecciones libres y justas, que cuenten con legitimidad y credibilidad” en su país.

El pasado 15 de febrero, durante el Gobierno de Pedro Pablo Kuczynski, quien renunció al cargo en marzo en medio de una crisis política, la Cancillería peruana retiró la invitación que había hecho a Maduro para que asista a la cumbre, una decisión que fue respaldada por los países del Grupo de Lima.

El Gobierno de Kuczynski argumentó que, de acuerdo a la Declaración de Quebec, “cualquier alteración o ruptura inconstitucional del orden democrático constituye un obstáculo insuperable para la participación en el proceso de Cumbres de las Américas“.

Tras conocerse esa medida, Maduro la rechazó y tanto él como portavoces de su Gobierno han señalado repetidas veces que piensa llegar de todas maneras a Lima.