La crisis de efectivo que están padeciendo los venezolanos desde hace más de un año se ha agravado recientemente por la hiperinflación que acaba con el poder de compra del dinero, y por la lentitud del Banco Central de Venezuela en la emisión de los billetes que necesita el país, afirmó el economista José Guerra, miembro de la Comisión de Finanzas y Desarrollo Económico de la Asamblea Nacional.
En una entrevista radial, Guerra precisó que la aceleración en los precios ha sido tal que entre noviembre de 2017 y febrero de este año el billete de mayor denominación perdió tres cuartas partes de su valor. “Un billete de 100.000 bolívares emitido en el mes de noviembre de 2017 tiene hoy un valor de apenas 25.000 bolívares, es decir que ha perdido 75% de su valor”.

El diputado fue uno de los encargados de presentar la semana pasada el Índice Nacional de Precios al Consumidor del Parlamento. Destacó que solo en febrero la inflación fue de 80%, mientras que la acumulada los primeros dos meses del año llegó a 231,6%.

Guerra insistió en que además del incremento de los precios, a los venezolanos les cuesta tanto conseguir efectivo porque el BCV no ha incorporado a la economía la cantidad de piezas que se necesitan y eso es por las deudas que mantiene con las empresas encargadas de imprimir los billetes más nuevos del cono monetario.

Las cifras que publica el BCV respaldan las declaraciones del diputado. El instituto emisor detalla que en febrero se incorporaron a la economía 225,8 millones de billetes, apenas 1,47% más de las que había en enero.

El ente muestra que los billetes que más se incorporaron a la economía fueron los de 500 bolívares, con 153,5 millones de piezas nuevas. En febrero no se emitieron nuevos billetes de 10.000 bolívares ni de 20.000 bolívares.

De las cifras reportadas por el BCV también destaca que mientras la inflación en febrero fue de 80%, el valor de los billetes en circulación solo creció 11,54%.

Fuente: El Nacional.